Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Solicita tu Cita
¿Dónde encontrarnos?
Title Image

Miopía

Home  /  Miopía

¿Qué es la miopía?

La miopía es el estado refractivo del ojo en el que el punto focal se forma delante de la retina cuando el ojo se encuentra en reposo, en lugar de en la misma retina como sería lo normal; es la situación inversa a  la hipermetropía, en el que la imagen se forma detrás de la retina.

Es un exceso de potencia de refracción de los medios transparentes del ojo con respecto a su longitud, por lo que los rayos luminosos procedentes de objetos situados a cierta distancia del ojo convergen hacia un punto anterior a la retina.

Una persona con miopía tiene dificultades para enfocar bien los objetos lejanos, lo que puede conducir también a dolores de cabeza, estrabismo, incomodidad visual e irritación del ojo.

La miopía, junto con la hipermetropía y el astigmatismo son los principales defectos de refracción del ojo. También se las llama en conjunto ametropías.

La magnitud o cantidad de la miopía se mide en dioptrías negativas desde el punto de vista óptico.

La miopía se puede compensar  con lentes divergentes. Esto se puede llevar a cabo con gafas convencionales o con lentes de contacto. Igualmente la miopía se puede compensar con cirugía refractiva a partir de una edad, generalmente 21 años, con defecto refractivo estable y siempre que se tengan unas medidas en el ojo determinadas, sobre todo en el grosor y en la curvatura de la cornea.

En la imagen se observa un ojo con miopía, de forma que la imagen se proyecta por delante de la retina y en la imagen inferior se observa el efecto óptico de un cristal divergente, que desplaza la imagen hacia la retina, permitiendo que se vea nítida.

La miopía se puede dividir en dos grandes grupos:

  • Miopía simple: La graduación en dioptrias no es elevada, pero sobre todo la diferencia el hecho de no presentar ninguna alteracion retiniana. Suele pregresar hasta el final del desarrollo que se hace estable.

 

  • Miopía patológica, miopía magna o miopía progresiva: La graduación en este caso suele ser elevada; se cree que está causada por una alteración en el desarrollo del segmento posterior del ojo, y se caracteriza porque presenta lesiones retinianas características tales como el conus miopico, la hipopigmentacion retiniana, la atrofia coriorretiniana y  la maculopatía miópica. Estos pacientes presentan una mayor predisposicion al  desprendimiento de retina.

 

La causa principal de la miopía es el crecimiento del ojo en sentido anteroposterior, y la hipótesis más aceptada es que la miopía es hereditaria. La propensión a la miopía de hijos de padres miopes es alta.

No hay unanimidad en que los hábitos o factores ambientales intervengan en la génesis de la miopía. Muchas personas creen que el hábito de mirar las cosas muy de cerca en la infancia puede producir miopía, por esto puede ser confundida la consecuencia con la causa: los niños miopes se acercan a los objetos porque son miopes y no al revés. También se habla insistentemente de un aumento de la incidencia de miopía en la población mundial y se culpa de ello a las actividades visuales hoy en dia habituales como ver prolongadamente la TV o los ordenadores.

Algunos estudios sugieren que mirar muy de cerca durante mucho tiempo puede exacerbar una predisposición genética a desarrollar miopía. Sin embargo otros estudios han demostrado que mirar muy de cerca (leer, mirar la pantalla de un ordenador) puede no estar asociado a la progresión de la miopía.

Una susceptibilidad genética sumada a factores ambientales ha sido postulada como explicación a los diversos grados de miopía en diferentes poblaciones.

Complicaciones de la miopía:

Las personas que presentan una miopía elevada están más predispuestas que los no miopes a diferentes enfermedades oculares, entre las que se pueden citar:

  • El glaucoma (aumento de la presión intraocular).
  • La catarata u opacidad del cristalino. La catarata en el paciente miope puede aparecer en edades más tempranas de lo habitual.
  • El desprendimiento de retina. La mayor longitud del ojo debilita la retina, sobre todo la mas periférica.
  • Maculopatía miopica o mancha de Fuchs. Es una degeneración de la zona central de la retina, la mácula. La maculopatía miópica se suele presentar en pacientes con miopías altas.

Se aconseja que aquellas personas que presenten una miopía alta, sean sometidas a revisiones periódicas que deberían incluir no solo la agudeza visual, sino la medida de la presión intraocular y una valoración exhaustiva del fondo del ojo para descartar lesiones o debilidades en la retina periférica que predispongan al desprendimiento de retina.

Tratamiento de la miopía:

En la mayor parte de las personas con miopía, para poder enfocar los objetos lejanos sobre la retina, se debe interponer entre ésta y el objeto que se esta intentando ver una lente divergente o negativa, ya sea en la versión gafas, en la versión lente de contacto (lentillas) o mediante la implantación de una lente intraocular.

Actualmente una alternativa muy utilizada es la de compensar el valor dióptrico de la córnea del paciente con miopía mediante cirugía con láser excimer, reduciéndola mediante la aplanación del centro de la cornea de estas personas. Existen diferentes técnicas en la actualidad, conocidas como  PKR, LASIK, LASEK o EPILASIK. Cuando no es posible la cirugía con láser excimer para corregir el defecto y el paciente no desea utilizar gafas ni lentillas, puede realizarse una intervención mediante la cual se introduce una lente intraocular dentro del ojo.

Cuando hay una gran diferencia de refracción entre un ojo y otro (anisometropia), el ojo de mayor graduación corre el peligro de no desarrollar por completo su potencial vidual.  El uso de la corrección adecuada puede mejorar la visión del ojo afectado si se realiza durante la infancia, antes de que termine el desarrollo visual, que suele ser hasta los 7 años aproximadamente.

En los últimos años se han utilizado lentes de contacto nocturnas que moldean la córnea y modifican su poder dióptrico por la presión que ejercen. Estas lentes se quitan durante el día. Este tratamiento se conoce como ortoqueratología u ORTO-K. No ha tenido gran difusión ya que los resultados no son inmediatos ni duraderos, y muchos pacientes lo abandonan por incomodidad.